UNA RUEDA QUE DA VUELTAS

Entre molinos de agua y otras cosas en peligro de extinción

Sábado 22 de junio

19:30h.

Teatro

+ información:
mihacale@gmail.com
617201576

Me llamo Laura. Cuando tenía cuatro años mi familia compró un molino de agua en ruinas. Treinta años después entrevisté a Angelita, la mujer que de niña molió en ese molino. Me quedé fascinada, y empecé a buscar a más molineros y molineras para recoger más recuerdos… Mariano tenía que echar su manta sobre el hielo del camino para que el burro no se resbalara cuando salía al reparto en invierno. Esperanza no iba al reparto, eso lo hacían sus hermanos. Mientras tanto, ella rompía el hielo del río para lavar la ropa y fregar los cacharros. Angelita tenía que salir corriendo de la escuela y se escondía entre unas piedras sobre los costales de grano para que el inspector de abastos no multara a su padre. Aurora se sabe los nombres de todas las piedras, colinas, prados, riscos, puentes… Aunque no se acuerde de lo que ha hecho esta mañana. Guille y Eme vuelven al chozo de pastores donde trillaban de pequeños. Después de sesenta años quieren ver si aún sigue en pie. En verano Jesús tenía que moler de noche y salir a buscar al listo que a las cuatro de la mañana se ponía a regar y le cortaba el agua. Feliciana no se perdía unas fiestas de San Juan, ni esa vez que había tormenta y su padre no le dejó. Porque se escapó para ver al mozo que le había enramado…

UNA RUEDA QUE DA VUELTAS es un homenaje a unas vidas y a unos lugares anónimos. Mi regalo de vuelta para no olvidar. Hecho con agua, tierra, paja, grano y harina. Un círculo. (Laura Santos)

Almealera

Las almealeras son construcciones de piedra circulares que servían para guardar el heno. Aunque cada vez quedan menos porque ya apenas se usan, si nos fijamos las podemos encontrar en muchos prados, cerca de los pueblos.

Almealera combina artes escénicas y transformación social. Busca propiciar participación, reflexión y transformación social mediante procesos artísticos con y desde las comunidades.

Ficha artística

Texto, interpretación y creación escénica: Laura Santos

Mirada externa: El Patio Teatro (Me acompañaron jugando, iluminando y construyendo Izaskun Fernández y Julián Sáenz-López)

Creación escenográfica: El Patio Teatro, Marina Santos y Laura Santos

Asesoría en la iluminación: Pilar Valdelvira

Fotos de retratos y molinos: Miguel García de Oteyza

Edición de fotos y tarjetas, diorama e ilustración: Miriam Montilla

Músicas: El Naán, Coetus, y archivo oral del Museo Etnográfico de Castilla y León

Fotos dosier: Paula Santos Jiménez, Ana Cristina Poza y Majo Moreno

Vídeo: Nacho Goytre

Producción: almealera

Colabora: 2Producciones Teatrales, Museo Etnográfico de Castilla y León, y Ayuntamiento de Navacepedilla de Corneja

Gracias a Carlos Tuñón, Diana Talavera., Luis Sorolla y Alba Rosa

Premio Fetén 2024: Mejor intérprete